3D Printed Record

· ·

En los 80 comenzamos grabando cassettes para nuestros amigos. En los 90 llegaron las grabadoras de CDs y obtuvimos copias digitales perfectas de nuestra música. Sólo unos años después decidimos que eso de los formatos físicos era un rollo y descubrimos el .mp3 y derivados. Hoy en día parece que el presente y futuro de la industria está en los servicios de subscripción tipo Spotify o Rdio.

Por eso no deja de ser irónico este experimento de Amanda Ghassaei. Utiliza un software que convierte una pista digital en un modelo 3D de un disco. Esto modelo se imprime gracias a una de las nuevas impresoras 3D, y voilá, tenemos una réplica ultramoderna de un venerable vinilo.

Se pueden encontrar las instrucciones del proceso en instructables.