Alan Fletcher

· ·

Ayudándose a sí mismo garabateando los nombres de sus compañeros de mesa, centrándose en unos pocos detalles de la vajilla pero centrándose más en los gestos de la gente, solapando los esbozos de los diferentes invitados, Fletcher crea instantáneas para el recuerdo: una discusión apasionada, una sonora carcajada colectiva… momentos que otras personas se limitarían a recoger con una cámara de fotos.