Correos indeseables

· ·

Hace unos días os hablaba de mi nueva cuenta de correo en Gmail, lo contento que estoy con ella y lo bien que funciona. Y es que da gusto abrir el correo cada día y tenerlo todo ordenadito, en su sitio y, sobre todo, no tener que perder media hora cada día borrando mensajes inútiles.

Desde que utilizo internet, he tenido varias (muchas… demasiadas) cuentas de correo, y al final a todas les ha pasado lo mismo: se han llenado de correo basura, esa plaga que afecta a todos los usuarios de internet.

La mayoría de la gente piensa que esto es inevitable, pero se pueden evitar muchos de estos mensajes haciendo un buen uso del correo electrónico. Micrograph, en su constante y dedicada labor de “evangelización digital” (ejem) da unos trucos al respecto.

Veamos, básicamente existen tres tipos de correos que nos complican la vida:

  1. El SPAM: son mensajes publicitarios no deseados que nos ofrecen cosas tan variadas como un apartamento en Torrevieja-Alicante o un alargamiento hasta el infinito (y más allá) de nuestro miembro viril. Consejos para evitarlo:
    • No respondas nunca a estos mensajes, ni hagas clic en los enlaces que puedan incluir. Lo único que conseguirías es confirmar al spammer (el que envía la basura) que tu dirección está activa. Así pues, huye del “unsubscribe”.
    • No dejes nunca tu dirección de mail en formularios o foros de internet. Como alternativa puedes escribir tu dirección así: midireccion(arroba)yahoo(punto)com. De esta forma, los motores de búsqueda de los spammers no detectarán tu dirección. Otra alternativa es tener una dirección sólo para formularios, foros y similares (la mía es basura(arroba)gmail(punto)com).
    • Si utilizas el correo de Yahoo!, Hotmail, Gmail o similar, utiliza el botón “informar de spam” cuando se te cuele un mensaje no deseado. Así ayudas a mejorar los filtros contra el spam.
    • Si utilizas un cliente de correo como Outlook o Eudora, tendrías que utilizar un programa auxiliar que te ayude a filtrar estos mensajes. Spambayes es una buena solución, y es gratuita.
    • Si ya recibes demasiado spam, tal vez lo mejor sea cambiar de dirección de correo. Yo lo he tenido que hacer 3 veces desde el año 99.
  2. Los HOAXES o CADENAS: son supuestos mensajes de solidaridad para ayudar a niños que no existen, falsas alertas de virus, avisos de cierre del hotmail y el messenger, y leyendas urbanas varias. Sirvan para que esos señores tan simpáticos, los spammers, recolecten direcciones de correo electrónico para después bombardearnos con su publicidad. Qué hacer?
  • No reenvies estos mensajes.
  • Explícale a tus amigos cuáles son las consecuencias de reenviarlo y pide que no lo hagan más.
  • Al reenviar un mensaje utilizando la opción “reenviar” o “forward” se incorporan al mensaje todas las direcciones incluídas en los campos “para” y “CC”. Para evitarlo, si alguna vez tienes que reenviar un mensaje importante, selecciona la parte del mensaje que quieras enviar (evitando las direcciones) y haz un corta-pega en un mensaje nuevo. Así evitarás que circulen las direcciones que venían en el mensaje.
  • Utiliza los campos “CCO” o “BCC” (copia carbón oculta) en lugar de “para” y “CC”. Las direcciones que incluyas aquí no serán vistas por las personas que reciban el mensaje.
  1. Los temidos VIRUS: bichos feos y peludos que se propagan por correo electrónico. Cómo tratar de evitarlos:
  • Instálate un buen antivirus y actualízalo a diario.
  • Nunca abras un archivo que te llegue por mail y no estés seguro de lo que es, aunque provenga de un conocido. Muchos virus se autoenvían desde el ordenador infectado sin que el usuario lo sepa y con su nombre. Sobre todo, cuidadito con los .exe y .vbs!!!
  • Si tienes dudas sobre un archivo que recibiste de un conocido, pregúntale antes de abrirlo No reenvíes alertas de virus inexistentes para no confundirlos con los verdaderos.
  • Si eres usuario de Outlook, deshabilita el panel de vista previa (ver>diseño o distribución>usar panel vista previa). O mejor aun, deja de usar Outlook y pásate a Eudora o Thunderbird :)

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda, y así, entre todos tratemos de evitar el correo basura. Casi toda la información la he sacado de la estupenda web de Eugenio Siccardi, ROMPECADENAS, así que si necesitáis más información pasaos por allí.