Este viernes, Grande-Marlaska en Matisse

· ·

SIETE MOTIVOS PARA ESCUCHAR “EL MOMENTO DE HACER” (GRANDE-MARLASKA)

  1. Tenemos la triste inercia de ignorar a los grupos que escriben pop con minúsculas. Los discos de Hello Cuca, Tachenko, Jonston, Beef, Incrucificables o Los Carradine pasan sin pena ni gloria mientras que cualquiera que compone himnos parece un poeta (muchas veces confundimos solemnidad con sustancia).
  2. Es un grupo digno de sus influencias: Violent Femmes, Beat Happening, The Go-Betweens, Television Personalities, The Feelies, La Polla Records, The Wedding Present, Phil Ochs… Casi nada. ¿Cuántos artistas (de aquí o de fuera) pueden decir eso?
  3. Han conseguido quitar telarañas al término “pop político”. No escriben eslóganes ni arengas sobre causas con las que todos estamos de acuerdo. Siguiendo la tradición de The Smiths, Housemartins o McCarthy deshacen fronteras entre lo público y lo privado. No es que hagan un esfuerzo por incluir la política, simplemente cantan sobre conflictos que les afectan (que nos afectan a la mayoría).
  4. Roberto es un caso extraño en el pop: el del compositor que espera a tener algo que decir para decirlo. Malela puede presumir de un currículo impecable, que incluye también a Nosoträsh y Le Mot (hay más que promesas en www.myspace.com/espaciolemot). Suya es esta gran frase sobre el grupo: “Ojalá nunca perdamos nuestro puntito comeflores”. Pepo… Bueno, no sé me ocurre qué decir sobre el presidente de The Secret Society que no haya dicho él antes en sus mails masivos, blogs y entrevistas.
  5. Contiene doce canciones. En los discos de indie pop estamos acostumbrados a escuchar la misma en doce variantes (el single y sucesivas pálidas fotocopias). Un ejemplo de su diversidad: “A partir de ahora” es ideal para cantar borracho, mientras que el corte que da título al disco tiene el planteamiento más sobrio del mundo.
  6. Sus letras no se refugian en la ironía, ni miran al mundo por encima del hombro, ni recurren a los ripios típicos de los autores de pop en castellano. Un “hat trick” más serio de lo que parece.
  7. Un conocido crítico de la capital, tras verles en directo por primera vez, dijo que “este grupo me ha dado ganas de volver a hacer fanzines”. No sé yo: el debut de Grande-Marlaska más bien parece una oportunidad para que los grupos con algo que decir dejen de salir sólo en fanzines. A ver si, por una vez, todo el mundo se entera de que existen canciones más vivas que las que solemos escuchar por la radio.

Víctor Lenore, 24 de octubre de 2007

Para los interesados en pasar de las palabras a los hechos, en superjuez.com podéis descargar los temas del último álbum de Grande-Marlaska (publicados bajo una estupenda licencia Creative Commons). Al termino del concierto, servidor de ustedes se pondrá a los platos y torturará a los allí presentes. Advertidos quedan.