Frikismos

· ·

Como muchos sabréis, hoy es el día del orgullo friki y para celebrarlo un buen número de bloggers están enseñando sus vergüenzas orgullos frikis al mundo. Y yo me pregunto: qué necesidad hay de hacerlo??? Uno prefiere vivir su frikismo en la intimidad, como el que no sale del armario, oiga! El caso es que el Camarada Bakunin me ha señalado con el dedo, y no se trata de ir decepcionando a la gente del partido, así que allá vamos.

Empecemos reconociendo los hechos: sí, soy friki, o al menos moderadamente friki. Y no lo digo yo. A las pruebas me remito: hace unos meses una amiga me presentó a su novio, y el buen hombre lo primero que me soltó a la cara fue esto:

Pues eres casi tan friki como te imaginaba, Txarly. Bueno, en realidad te hacía con un look más Elvis Costello, pero normal del todo no eres.

Como comprenderéis, fue un golpe bajo a mi autoestima. Cómo que no me parezco lo suficiente a Elvis Costello??? Elvis Costello es un crack, es el Dios de los gafapasta y para colmo está casado con ese pedazo de mujer que es Diana Krall. Yo quiero ser Elvis Costello! Faltaría más.

Por supuesto, lo de ese chaval no es un hecho aislado. El último rollo de mi compañera de piso también se refería a mí como “el friki ese”, y mi buena amiga ullfish no deja de repetirme con su exquisito acento barceloní “ets un freak, tíu”. Pues si todo el mundo lo dice, va a resultar verdad, no? En todo caso, yo no soy el típico freak amante de Star Wars… más bien me parezco a uno de los frikis musicales de la peli Alta Fidelidad. Sí, me reúno regularmente con mis amigos para elaborar listas de discos (“mejores discos para escuchar un lunes por la mañana”, “mejores discos para hacer el amor”, “mejores discos para un funeral”, etc, etc) y la última vez que un insensato tuvo la ocurrencia de decir que Coldplay no estaban tan mal, estuvimos sin dirigirle la palabra durante dos meses. De acuerdo, somos un poco nazis, pero majos en el fondo.

Bueno, que me desvío del meme: un objeto que revele mi frikismo. Pues el año pasado tenía una pared entera de mi habitación forrada con un enorme mural-collage de portadas del Rockdelux. Asustaba, lo reconozco. En mi nuevo piso, lo más raro que tengo a mano es esto:

La gente se pregunta por qué tengo un viejo mac escacharrado encima de la mesita de noche, y yo respondo “es bonito!” :-) También tengo una estantería reciclada con caucho de colores que está la pobre que se cae, y la típica mesa de dibujo que todos los estudiantes de arquitectura y similares se compran en primero de carrera, y que luego no utilizan nunca jamás (comprobado).

Ya sabéis que sois libres de seguir el meme si os apetece y si no os apetece, pues nada. Feliz día del orgullo friki!

Con tu permiso, Bakunin. Banda sonora: ‘Super Freak’ de Rick James.