James Apollo

· ·

Normalmente, el que escribe estas líneas deja caer de vez en cuando qué es lo que está sonando en su reproductor de música. No soy crítico musical, ni un gran entendido… simplemente, me gusta compartir con los demás mis pequeños descubrimientos. Una forma como otra cualquiera de acercarse a la música…

Sin embargo, esta vez ha sido la música la que se ha acercado a mí. Me explico: hace unos días recibí un mail de un músico de Arkansas, James Apollo, invitándome a pasar por su web y a escuchar las canciones de su último disco, Good Grief (Aquarium Records, 2005). Pues la sorpresa ha sido monumental: es un gran disco!

Supongo que la música de James se inscribe dentro de eso que se ha dado en llamar americana: rock sureño con toques de folk y blues, que hace que uno se imagine recorriendo en coche la América más profunda, en una de esas carreteras interminables, con la única compañía de plantas rodadoras y cactus (y acaso, un motel barato en la lejanía). Un trabajo de lo más sugerente que evoca a grandes como Mark Eitzel, Paul Westerberg o Tom Waits. James me lo recomendó amablemente, y yo os lo recomiendo a vosotros. Esta vez es algo más que un pequeño descubrimiento.

ACTUALIZACIÓN: este hombre es un perfecto desconocido por estos lares, así que es complicado encontrar información acerca de él en castellano. The Belle Music y Super 45 son la excepción: hablan de Good Grief en términos elogiosos. No es para menos.