Jasper Morrison

· ·

Las ideas de mis diseños derivan de la observación. A veces, de la observación de cosas que se vuelven invisibles. Cuando bebemos agua, por ejemplo. Lo solemos hacer siempre con el mismo vaso, o el mismo tipo de vaso. Ni siquiera pensamos en qué vaso vamos a beberla. Cogemos el vaso. Ese tipo de decisión poco pensada comunica información no subconsciente, pero sí latente, como dormida. Eso hace que este tipo de comunicación no funcione con objetos de presencia notable. Gritan demasiado aquí estoy al usuario para que éste pueda elegir libremente. Ese griterío les hace ser los elegidos para según qué cosas. Pero les quita la oportunidad de convertirse en objetos necesarios, esos que tú eliges y utilizas sin pensar. Y esa cualidad, de no pensar cuando los usas, es lo que para mí define un buen objeto, un buen mueble y un diseño honesto.

Jasper Morrison, entrevistado por Anatxu Zabalbeascoa en El País Semanal de este domingo.