No es un Mac, es un Macuario!

· ·

Ando estos días con mis compañeros de piso dándole vueltas a la idea de montar un ordenador sencillito que funcione como servidor en nuestra pequeña red local. Juntando desechos de unos y chatarra informática de otros podríamos llegar a conseguir un “frankenstein” que cumpliese su cometido.

Con esta idea en la cabeza, ayer acudimos a la universidad, ya que, casualmente, se está deshaciendo estos días de material informático obsoleto. Y tan obsoleto! Apilados en el hueco de una escalera encontramos montañas de torres, placas, monitores de fósforo verde… y una docena de viejos macs. Así que al final terminamos llevándonos a casa una vieja torre (de la que aprovecharíamos la fuente de alimentación, la disquetera y poco más) y dos impecables Macintosh Classic. Arqueología informática, deberían llamarlo.

El ordenador en cuestión: un modelo del año 90 con un procesador 6800 a 8 Mhz, 2 Mb de memoria RAM y un disco duro de 40 Mb. Toda una reliquia! :D Funcionaba? Pues, por desgracia, no. Al encenderlo, lo único que aparece es un “tablero de ajedrez”. En cualquier caso, es un modelo clásico que ocupa poco espacio y con un diseño bastante bonito, así que pensé en dejarlo como objeto decorativo en mi habitación.

Pero, oh!, cuál fue mi sorpresa cuando leí en algunos foros de maqueros que era una tontería tener un mac estropeado en casa, cuando se puede tener un macuarium! Decenas de enlaces con tutoriales de lo que parece ser una fiebre en USA: fánaticos de la manzana vaciando sus viejos ordenadores y reconvirtiéndolos en bonitas peceras! Los tutoriales son de lo más completos y la gente enseña orgullosa sus “creaciones” en galerías de imágenes. Incluso la revista Wired dedica un artículo a explicar esta extraña moda. Eso sí, para conseguir un resultado aceptable hay que dedicarle tiempo y paciencia al asunto. Sólo apto para seguidores de “Bricomanía”.

Ahora mismo, como que no tengo mucho tiempo disponible para algo así… pero es posible que tenga en mis manos un entretenimiento para mis próximas vacaciones. Prometo enseñar fotos del proceso y del resultado final (sea cual sea) :D

Y si alguien más está interesado en tener su propio “macuario”, en el hueco de la escalera de mi facultad siguen teniendo la materia prima para comenzar sus trabajos.