Orkut y la ingeniería social

· ·

Otro de los inventitos que me han cautivado últimamente es Orkut. Para el que no esté al corriente, Orkut es uno de los muchos tentáculos que está extendiendo Google. Se trata de una red social pensada para conocer a gente en Internet. De esta forma, tú creas un perfil personal indicando quién eres, cuáles son tus hobbies, etc y formas parte de las comunidades que más te interesen (hay de todo tipo: musicales, regionales, políticas, religiosas…) donde puedes conocer a gente que comparta intereses contigo.

El invento no es nuevo. Antes que Orkut habían sistemas similares como Friendster. Eso sí, parece que la red de Google es la más completa y prometedora de todas.

Pues bien, hace unos días invité a mis amigos a que se diesen de alta en Orkut. Convencí a unos cuantos, pero mi amiga Senka se negó: “Prefiero utilizar Friendster porque gracias a él he podido conocer a Graham Coxon (ex-Blur)”. Y en efecto, entré en Friendster y pude ver el perfil de Graham. El tío tenía más de 200 contactos! Y eso que sólo era “el feo” de Blur!!!

Así pues, esta anécdota es reveladora: Orkut necesita de la ingeniería social para prosperar. O eso, o contratar a Florentino Pérez. Necesitan hacer fichajes de celebridades para atraer a gente como mi amiga. Yo, sin ir más lejos, estaría contentísimo si puediese tener en mi lista de contactos a Wayne Coyne (líder de The Flaming Lips) o a Michael Moore. Mi padre estaría encantado si pudiese contactar con Haro Tecglen. Mi madre, con Arguiñano. Mi vecina del 3º fliparía teniendo en su contact-list a Andy & Lucas. Y a mi amigo Mario se le caería la baba si pudiese chatear con Clara Morgane… Sres. Larry Page y Sergey Brin, tomen nota: no sólo de algoritmos viven las grandes empresas de software!