Designer Emulation Kit

·

O cómo homenajear de forma sencilla a unos clásicos del diseño: Maurer, Castiglioni y Sapper. Esta idea de Mark McKenna consiste en unos kits que se montan encima de una pila de 9 voltios casi casi como si se tratara de un “kinder sorpresa”. El resultado es simpático y nos garantiza iluminación durante más de 160 horas. [vía]

Cerrado por vacaciones

·

Y mis vacaciones, como muchos ya sabéis, este año se vuelven a identificar con tres letras: FIB. El coche me dejó tirado ayer en la cuneta, pero ya me he encargado de llegar hoy mismo a Benicàssim por otros medios. Nada más qué decir. Bueno, sí, que iré colgando las fotos en Flickr

Un beso puede llevar a otro

·

Así se titula esta preciosidad de caja que he conseguido después de llevar varios meses detrás de ella.

One Kiss Can Lead To Another: Girl Group Sounds Lost & Found es una recopilación de canciones de grupos de chicas de los 60. Jackie DeShannon, Carole King, Dusty Springfield, The Shangri-Las, The Ronettes… hasta 120 canciones de pop contagioso acompañadas de un libreto de 200 páginas con jugosa documentación, y todo ello envuelto en una presentación espectacular: una caja con forma de tocador con espejito dentro y todo! Es de lejos el cofre de discos más bonito que he tenido nunca en mis manos, y por eso no puedo dejar de presumir desde hace más de una semana.

Factory Records: el libro

·

La editorial Thames & Hudson acaba de publicar Factory Records: The Complete Graphic Album, libro que repasa las carpetas de uno de los sellos más influyentes de los últimos tiempos. Si Joy Division, New Order y Happy Mondays marcaron la historia musical de Factory, Peter Saville o Central Station Design definieron una línea gráfica que todavía hoy es imitada.

Para más detalles sobre la increíble historia de Factory recomiendo echar un vistazo a la película 24 Hour Party People, de Michael Winterbottom.

Luces de colores

·

Efectista y efectiva a la vez, Light Delight es una grifería que nos indica con un haz de luz la temperatura del agua. Un detalle aparentemente superfluo, pero que puede empezar a verse con frecuencia de aquí en adelante en las griferías de gama alta.

[vía]

A vueltas con la desaparición de la carrera

·

Hace unos días Elvira Gual, directora de mi carrera, publicó un artículo en la edición valenciana de El País dando su punto de vista sobre la posible desaparición de Diseño Industrial del mapa de titulaciones universitarias. Elvira explicó quiénes somos, por qué somos necesarios… y señaló a quienes ella cree que son la mano negra que persigue nuestra extinción:

¿Por qué se quita una titulación como la de diseño? ¿Cuáles son los intereses que prevalecen? ¿Cuál es el poder oculto? ¿La mano negra? Si nos remontamos a los antecedentes, ya en 1990 cuando se aprobó el título de Ingeniero Técnico en Diseño Industrial, el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos Industriales recurrió dicho título, alegando que “el diseño es una faceta más de las que tiene que dominar cualquier ingeniero”. El citado consejo intentó eliminar una titulación que consideraba competidora. Nuestros titulados litigan con unos porque no les quieren colegiar, a pesar de estar obligados a ello por ley, y con otros, porque aún habiéndoles colegiado y durante un tiempo visado y certificado sus proyectos, han dejado de hacerlo, posiblemente, para defender los intereses de un colectivo que ve mermados sus ingresos, el de los Ingenieros Técnicos Industriales. Tengo pruebas, pero debido al formato del presente escrito, no puedo incluirlas. Sólo el colofón, por el que un colegio se ha negado a visar los proyectos de sus colegiados, porque: “el Diseño Industrial” declaran, “es de difícil definición”.

La lucha por nuestra supervivencia profesional se presenta larga y compleja. Tenemos la razón de nuestro lado, pero visto lo visto, eso no garantiza nada. Veremos si todos estamos a la altura de las circunstancias.

Vacaciones!

·

Por fin. Y para celebrarlo, un enlace con fundamento: 1000 formas de abrir una cerveza.

De nada ;-)

Peluda

·

Hairy Chair es una creación del diseñador Charles Kaisin, que por lo visto debe ser un gran admirador de Chewaca. En realidad, no es más que una vieja silla cubierta de miles de tiras de papel.

¿Mueble o animal de compañía? De lo que podemos estar seguros es que Hairy Chair no va a dejar indiferente a nadie. [vía]

Amor y odio

·

La línea que separa al amor del odio es extremadamente delgada.

Podéis conseguir esta camiseta por 21 euros en Made In Design vía

Frikismos

·

Como muchos sabréis, hoy es el día del orgullo friki y para celebrarlo un buen número de bloggers están enseñando sus vergüenzas orgullos frikis al mundo. Y yo me pregunto: qué necesidad hay de hacerlo??? Uno prefiere vivir su frikismo en la intimidad, como el que no sale del armario, oiga! El caso es que el Camarada Bakunin me ha señalado con el dedo, y no se trata de ir decepcionando a la gente del partido, así que allá vamos.

Empecemos reconociendo los hechos: sí, soy friki, o al menos moderadamente friki. Y no lo digo yo. A las pruebas me remito: hace unos meses una amiga me presentó a su novio, y el buen hombre lo primero que me soltó a la cara fue esto:

Pues eres casi tan friki como te imaginaba, Txarly. Bueno, en realidad te hacía con un look más Elvis Costello, pero normal del todo no eres.

Como comprenderéis, fue un golpe bajo a mi autoestima. Cómo que no me parezco lo suficiente a Elvis Costello??? Elvis Costello es un crack, es el Dios de los gafapasta y para colmo está casado con ese pedazo de mujer que es Diana Krall. Yo quiero ser Elvis Costello! Faltaría más.

Por supuesto, lo de ese chaval no es un hecho aislado. El último rollo de mi compañera de piso también se refería a mí como “el friki ese”, y mi buena amiga ullfish no deja de repetirme con su exquisito acento barceloní “ets un freak, tíu”. Pues si todo el mundo lo dice, va a resultar verdad, no? En todo caso, yo no soy el típico freak amante de Star Wars… más bien me parezco a uno de los frikis musicales de la peli Alta Fidelidad. Sí, me reúno regularmente con mis amigos para elaborar listas de discos (“mejores discos para escuchar un lunes por la mañana”, “mejores discos para hacer el amor”, “mejores discos para un funeral”, etc, etc) y la última vez que un insensato tuvo la ocurrencia de decir que Coldplay no estaban tan mal, estuvimos sin dirigirle la palabra durante dos meses. De acuerdo, somos un poco nazis, pero majos en el fondo.

Bueno, que me desvío del meme: un objeto que revele mi frikismo. Pues el año pasado tenía una pared entera de mi habitación forrada con un enorme mural-collage de portadas del Rockdelux. Asustaba, lo reconozco. En mi nuevo piso, lo más raro que tengo a mano es esto:

La gente se pregunta por qué tengo un viejo mac escacharrado encima de la mesita de noche, y yo respondo “es bonito!” :-) También tengo una estantería reciclada con caucho de colores que está la pobre que se cae, y la típica mesa de dibujo que todos los estudiantes de arquitectura y similares se compran en primero de carrera, y que luego no utilizan nunca jamás (comprobado).

Ya sabéis que sois libres de seguir el meme si os apetece y si no os apetece, pues nada. Feliz día del orgullo friki!

Con tu permiso, Bakunin. Banda sonora: ‘Super Freak’ de Rick James.