El muelle Slinky

·

Arriba y abajo. Adelante y atrás. Paso a paso me muevo. Tenso y relajado. Extendido y contraído. Estirado y plegado. Poco a poco me caigo. Soy el muelle Slinky. Ya me conoces. Llegué a tu casa convertido en regalo. Soy un artículo decorativo, un juego, un objeto extraño. Me usaste durante días y días. Me olvidaste en el garaje, dentro de la caja de herramientas, en la habitación de los niños. Yo mismo olvidé de dónde vengo. Soy un instrumento de medida, pero no recuerdo qué mido… pasos, tal vez. Podrían ser planos inclinados, pero más bien me inclino por las mareas. No recuerdo ni cómo ni cuándo. No fui diseñado para recordar cosas. Soy sólo el muelle Slinky. Soy elástico y extendible, dulce y delicado. Soy fuerte y resistente, desenfadado, uniforme, repetitivo y variable. Mi nombre es Slinkly y soy sólido y constante. Por eso estoy aquí. Ahora sé por qué y cómo he llegado aquí. Un muelle puede resistir, resistir y resistir incluso con un cigarrillo clavado dentro de su espiral. Misma forma, distinta función.

Vía Domus 880

Alan Fletcher

·

Ayudándose a sí mismo garabateando los nombres de sus compañeros de mesa, centrándose en unos pocos detalles de la vajilla pero centrándose más en los gestos de la gente, solapando los esbozos de los diferentes invitados, Fletcher crea instantáneas para el recuerdo: una discusión apasionada, una sonora carcajada colectiva… momentos que otras personas se limitarían a recoger con una cámara de fotos.

Reconquistando el asfalto

·

Desde 1995, las actividades de Reclaim the Streets han transformado calles, puentes y estaciones de metro en enormes raves ilegales secundadas por cientos de “invitados”. Hasta el momento han actuado en Londres, Berlín, Sidney, Edimburgo y Amsterdam.

La cosa funciona así: una vez se provoca un tapón en la calle (normalmente simulando un accidente de tráfico), los participantes reconquistan unos metros de espacio urbano con música y actuaciones. A veces se arrancan unos adoquines para plantar árboles y otras veces se improvisa un parque con columpios para los niños.

¿Su utopía? Arrebatar el espacio urbano a los coches para devolvérselo a sus dueños naturales: las personas. Su objetivo es concienciar a los ciudadanos y estimular su participación (y su imaginación). De esta forma se pretende generar un movimiento ciudadano capaz de influir en la legislación urbana.

El carácter creativo y espontáneo de estas actividades (casi siempre, al borde de la ilegalidad) hacen que sea difícil enterarse de dónde y cuándo se celebrará la próxima rave. Sus activistas se comunican a través de Internet, y también a través del boca-a-boca. Así que si te encuentras en tu ciudad con un extraño accidente de tráfico y de repente una multitud se pone a bailar en medio de la calle… súmate a ella y disfruta!

Censura en los blogs chinos

·

MSN Spaces, al igual que hicieron antes Google y Yahoo! censura a sus usuarios chinos. Si tratan de escribir un post con palabras “prohibidas” como democracia, derechos humanos, manifestación o libertad, reciben este curioso mensaje: “Este discurso no debe contener palabras prohibidas ni blasfemias”.

Vía El País

Qué desastre...

·

¿Qué es lo peor que le puede pasar a un estudiante miope en época de exámenes?

Esto:

Exposición en el Museu de Belles Arts

·

Ya sé que este post peca un poco de “autobombo”, pero oye… para algo es mi blog! Resulta que a finales de junio exponemos en el Museu de Belles Arts de Castelló una selección de prototipos de alumnos de Diseño Industrial. Básicamente, serán los mismos que llevamos a Milán en abril más alguna cosilla de diseño gráfico. Lo que está todavía por confirmar es el día que se inaugura la exposición, pero ya salimos en el Castelló Cultural de primavera.

ACTUALIZACIÓN: la exposición se inaugura el martes 28 y el Museu está en la avda/ Hermanos Bou 28

Y ahora, un testigo literario

·

El Camarada Bakunin no ha tenido piedad, y después de que yo le pasara la semana pasada el famoso testigo musical (invento que puso en marcha Superporcel y que ya ha recorrido casi toda la blogosfera hispana) me devuelve la pelota con un testigo literario: 5 libros para el verano. Veamos…

Libro del desasosiego, de Fernando Pessoa. Uno de mis favoritos. Lo releo cada cierto tiempo, y creo que va siendo hora de volver a repasarlo. Cómo nacen los objetos, de Bruno Munari. Es uno de los libros de referencia en todas las escuelas de diseño del mundo. Lo leí el primer año de carrera y nunca está de más redescubrir las lecciones del maestro Munari. Didáctico y ameno a la vez. Historia del Rock. El sonido de la ciudad, de Charlie Gillet. Este me lo tiene que dejar mi buen amigo Eduard… Me han hablado muy bien de este ensayo, y tengo ganas de hacerme con él. Además, tengo pendiente leer un montón de clásicos del Siglo XX de una colección de El País que mi padre me regaló hace un par de años… Así que estos son dos libros imprescindibles que todavía no he leído y que TENGO que leer obligatoriamente:

  • Lolita, de Vladimir Nabokov
  • A sangre fría, de Truman Capote

Y ahora los 5 agraciados con este maravilloso testigo

  • Amanda
  • Chocoadicta
  • Álex Nordic
  • Corsaria
  • Superporcel

Como es natural, ya sabéis que no hay obligación legal ni moral de seguir el testigo… es una forma como otra cualquiera de perder el tiempo.

Placentero

·

Ese es el nombre de este bonito sillón creado por el diseñador argentino Batti que, sin duda, debe mucho a este otro diseño

Vía Gizmodo