En tiempos del MP3, pásense al LP3

·

Todos los que me conocéis sabéis que soy un geek, un tecnófilo, sin pasta, pero un geek a fin de cuentas. Babeo ante todo cacharrito con más de dos botones en su carcasa y siempre intento estar a la última (ay… quién tuviera un dinerillo para comprar un iPod… ains!)

No soy el único, me consta. Pero esta fiebre tecnológica hace que mucha gente cometa estupideces tremendas.

Veréis, hace unos días acompañé a un amigo a una tienda de discos de segunda mano, y vi cosas increíbles! Resulta que hay un montón de mendrugos que, con la llegada primero del CD y ahora del MP3, se han deshecho de sus vinilos antiguos. No os podéis imaginar la cantidad de maravillas que se podían encontrar a 1, 2 o 3 euros!!! Curtis Mayfield, Marvin Gaye, Al Green, Solomon Burke… todos ellos esperando a que un alma caritativa les dé una segunda oportunidad.

Sé que muchos de vosotros pensaréis “este tío es un freak… si puede conseguir toda esa música gratis (y con mejor calidad de sonido) en soulseek!”. Pero es que el vinilo tiene un encanto especial: el sacar el disco de esas carpetas enormes, limpiarlo con un paño suave, colocarlo en el plato y dejar caer la aguja delicadamente… es toda una liturgia. Y es un placer.

Así que he decidido que, ya que no puedo estar aprovechándome del de mi padre todo el año, antes que el iPod prefiero comprarme un plato. Tal vez, y por la misma regla de tres, los mendrugos que vendieron sus discos también vendieron sus platos. Encontraré alguno de segunda mano baratillo? Hmmmmm… os mantendré puntualmente informados.

Fool’s World Map

·

Hoy me he encontrado en Microsiervos y en Halón disparado una cosa realmente curiosa, una revisión freakie del mapa del mundo! Se trata de un mapa donde los países están colocados donde la gente (yanquis, claro) cree que están. El resultado es impagable, de verdad.

El conciertazo

·

He de reconocer que estoy bastante pesadito desde el domingo, hablando sin parar del concierto de Brian Wilson. Sin embargo, en el post de ayer sobre el FIB apenas pasé de puntillas por el que, tal vez, haya sido el concierto de mi vida. ¿Por qué? Bueno, creo que no tengo palabras para expresar todo lo que viví el domingo durante esa hora y media… bailé, canté, grité y lloré como nunca! Así que creo que lo mejor será que recopile lo que han dicho otros sobre este concierto, el concierto que no olvidaré en toda mi vida.

Las camisetas oficiales del anciano Brian Wilson anunciaban desde días atrás la representación de «Smile», el disco que los Beach Boys, en el pulso creativo que mantuvieron con los Beatles, nunca llegaron a grabar y del que, desde hace casi cuarenta años, circulan por ahí maquetas y piezas sueltas. Pero no fue «Smile», del que sólo sonaron sus fragmentos más conocidos «Good Vibrations» y «Heroes And Villains», lo que brotó del escenario principal del FIB, sino los grandes éxitos de la banda californiana, recreados por un espléndido conjunto de instrumentistas y vocalistas que, a siete voces, corearon himnos como «Barbara Ann», «Surfin´USA» o «California Girls». Hasta los fieles del sermón de la montaña multitud que cada año sigue los conciertos, gratis total, desde una ladera anexa al recinto del FIB llegó, nítida y alegre, clara y salada, la espuma de las olas que soplaba Wilson.

Sentado, casi inmóvil, oculto por un teclado y dos pantallas en las que leía la letra de sus propios clásicos, el viejo compositor dirigió una función similar, sólo en aspecto, a la de una orquesta de segunda fila, de las que amenizan las cenas en la cubierta de un crucero avejentado. Cada espectador soñaba su canción favorita y la banda lo interpretaba… Todas eran de los Beach Boys. Todas eran de Brian Wilson. Y él estaba allí, con su camisa oscura de palmeras, el estampado de una de las mejores telas de la historia de la música, para sonreír. Dentro y fuera de «Smile».

Viaje de placer con mar de fondo. Bandera roja en la playa. Rompiendo la engañosa y hechicera frivolidad del concierto, surgieron tres monumentales y complejísimas piezas de ingeniería pop, las dos antes citadas, procedentes del álbum perdido de los californianos, y «God Only Knows», de «Pet Sounds».

Arte en movimiento y sin dirección, traducido en edificios cuyos planos fueron trazados en partituras de fantasía por un genio visionario y que, cuatro décadas después de su concepción, siguen sorprendiendo a quienes se aproximan a contemplar sus cimientos de cristal de azúcar. Brian Wilson, en el tejado de su obra, agarrado a una antena que recibe las vibraciones de otro mundo, volvió a tocar el cielo con la yema de los dedos mientras su grupo le susurraba al oído viejas canciones de surf. Todos a sus pies.

Apoyado por una gran banda, el ex líder de los Beach Boys ofreció, a sus 62 años, un recital de los que quedan para la historia: por música, actitud y resultado final. Sin levantarse de su órgano, fue desgranando algunas de las gemas pop que labró al frente del conjunto “surfero” por excelencia de los años 60 y repasó algunos de los temas de su menos conocida carrera en solitario. Tras lograr permanentemente una perfecta comunión con el público que acudió a verle, Brian Wilson logró llegar a un fin de fiesta donde todo su equipo sorteó las olas que provocan las notas de “God only knows”, “California girls”, “Good vibrations”, “Get it round”, “Barbara Ann” y, por supuesto, “Surfin´ USA”.

Ahora, la gran canción de la noche”, anunció Brian Wilson (el que fuera líder de los míticos Beach Boys) con la naturalidad del un niño más educado. Era God only knows . Ninguna de las más de 30.000 personas que, según la organización, pasaron el domingo por el recinto del Festival Internacional de Benicássim podría negárselo. Para muchos es la mejor canción de la historia del pop y su compositor la interpretó en la clausura del FIB 2004.

La media hora final, con una batería de hits de la época más playera de los Beach Boys —Help me Rhonda, Barbara Ann, Fun fun fun, Surfin´ USA… —, fue una fulminante inyección de felicidad colectiva. Sólo había que alzar la vista para ver miles y miles de personas con una expresión de gozo que no les cabía en la cara.

Ya está aquí!

·

Por fin. Mañana me voy a Benicàssim!

La verdad es que mi costumbre casi anual de acudir al FIB se estaba volviendo rutinaria… poco quedaba de aquella excitación con la que vivía las ediciones de los 90. Supongo que será el hecho de haber ido ya a muchos conciertos, el tener desmitificados a muchos artistas antes admirados, o simplemente, la pérdida de aquella inocencia.

Pero este año es diferente. He vuelto a contar, como antaño, los días que quedaban para desplazarme a Castellón. Y he vuelto a mirar con ilusión el cartel.

Este año espero encontrarme con mucha gente. Porque en el FIB, aunque hayan 40.000 almas apretujadas en el recinto, siempre te llevas sorpresas (gratas o no). Y también espero llevarme un buen saco de recuerdos imborrables a casa…

Sí, este año será especial… y creo que sólo echaré de menos a una persona.

Prometo volver el lunes para contarlo todo con pelos y señales.

Coincidencia? Hmmmmm…

·

Continuando con la cartelística, hojeando otro libro me encontré esta ilustración, una cartel publicitario de pastillas para la tos. Las pastillas en cuestión se llamaban REM

Pues parece que al bueno de Michael Stipe le hizo gracia la coincidencia…

Carteles contra una guerra

·

Hace un par de meses, en plena época de exámenes, este libro se cruzó en mi camino. Carteles contra una guerra – Signos por la paz (James Mann, Ed. Gustavo Gili) recopila muchos de los trabajos que numerosos diseñadores gráficos de todo el mundo realizan desde hace un par de años como muestra de su repulsa a la invasión de Irak. Son imágenes que, abordando la temática bélica desde diferentes perspectivas, tienen la misma intención: inducir a la reflexión ante la barbarie de la guerra.

El caso es que he creído que dadas las circunstancias, estos carteles siguen tan vigentes como el primer día, por lo que os animo a descargarlos en la Red, ya que la mayoría de estos posters se distribuyen de forma gratuita en estas webs:

http://www.adamnieman.co.uk/posters http://www.anotherposterforpeace.com http://www.designaction.org/morelinks.html http://www.drawingresistance.org http://www.etapes-design.com/irak http://www.miniaturegigantic.com http://www.peaceposters.org http://www.protest-records.com http://www.protestposters.org http://reclaimthestreetsnyc.tao.ca/posters http://www.stopwars.org http://www.ten12.com http://www.waketheworld.org

Descargad los .jpg o .pdf que más os gusten, imprimidlos y haced que estén bien visibles en vuestros puestos de trabajo. Por desgracia, la guerra no ha terminado.

Correos indeseables

·

Hace unos días os hablaba de mi nueva cuenta de correo en Gmail, lo contento que estoy con ella y lo bien que funciona. Y es que da gusto abrir el correo cada día y tenerlo todo ordenadito, en su sitio y, sobre todo, no tener que perder media hora cada día borrando mensajes inútiles.

Desde que utilizo internet, he tenido varias (muchas… demasiadas) cuentas de correo, y al final a todas les ha pasado lo mismo: se han llenado de correo basura, esa plaga que afecta a todos los usuarios de internet.

La mayoría de la gente piensa que esto es inevitable, pero se pueden evitar muchos de estos mensajes haciendo un buen uso del correo electrónico. Micrograph, en su constante y dedicada labor de “evangelización digital” (ejem) da unos trucos al respecto.

Veamos, básicamente existen tres tipos de correos que nos complican la vida:

  1. El SPAM: son mensajes publicitarios no deseados que nos ofrecen cosas tan variadas como un apartamento en Torrevieja-Alicante o un alargamiento hasta el infinito (y más allá) de nuestro miembro viril. Consejos para evitarlo:
    • No respondas nunca a estos mensajes, ni hagas clic en los enlaces que puedan incluir. Lo único que conseguirías es confirmar al spammer (el que envía la basura) que tu dirección está activa. Así pues, huye del “unsubscribe”.
    • No dejes nunca tu dirección de mail en formularios o foros de internet. Como alternativa puedes escribir tu dirección así: midireccion(arroba)yahoo(punto)com. De esta forma, los motores de búsqueda de los spammers no detectarán tu dirección. Otra alternativa es tener una dirección sólo para formularios, foros y similares (la mía es basura(arroba)gmail(punto)com).
    • Si utilizas el correo de Yahoo!, Hotmail, Gmail o similar, utiliza el botón “informar de spam” cuando se te cuele un mensaje no deseado. Así ayudas a mejorar los filtros contra el spam.
    • Si utilizas un cliente de correo como Outlook o Eudora, tendrías que utilizar un programa auxiliar que te ayude a filtrar estos mensajes. Spambayes es una buena solución, y es gratuita.
    • Si ya recibes demasiado spam, tal vez lo mejor sea cambiar de dirección de correo. Yo lo he tenido que hacer 3 veces desde el año 99.
  2. Los HOAXES o CADENAS: son supuestos mensajes de solidaridad para ayudar a niños que no existen, falsas alertas de virus, avisos de cierre del hotmail y el messenger, y leyendas urbanas varias. Sirvan para que esos señores tan simpáticos, los spammers, recolecten direcciones de correo electrónico para después bombardearnos con su publicidad. Qué hacer?
  • No reenvies estos mensajes.
  • Explícale a tus amigos cuáles son las consecuencias de reenviarlo y pide que no lo hagan más.
  • Al reenviar un mensaje utilizando la opción “reenviar” o “forward” se incorporan al mensaje todas las direcciones incluídas en los campos “para” y “CC”. Para evitarlo, si alguna vez tienes que reenviar un mensaje importante, selecciona la parte del mensaje que quieras enviar (evitando las direcciones) y haz un corta-pega en un mensaje nuevo. Así evitarás que circulen las direcciones que venían en el mensaje.
  • Utiliza los campos “CCO” o “BCC” (copia carbón oculta) en lugar de “para” y “CC”. Las direcciones que incluyas aquí no serán vistas por las personas que reciban el mensaje.
  1. Los temidos VIRUS: bichos feos y peludos que se propagan por correo electrónico. Cómo tratar de evitarlos:
  • Instálate un buen antivirus y actualízalo a diario.
  • Nunca abras un archivo que te llegue por mail y no estés seguro de lo que es, aunque provenga de un conocido. Muchos virus se autoenvían desde el ordenador infectado sin que el usuario lo sepa y con su nombre. Sobre todo, cuidadito con los .exe y .vbs!!!
  • Si tienes dudas sobre un archivo que recibiste de un conocido, pregúntale antes de abrirlo No reenvíes alertas de virus inexistentes para no confundirlos con los verdaderos.
  • Si eres usuario de Outlook, deshabilita el panel de vista previa (ver>diseño o distribución>usar panel vista previa). O mejor aun, deja de usar Outlook y pásate a Eudora o Thunderbird :)

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda, y así, entre todos tratemos de evitar el correo basura. Casi toda la información la he sacado de la estupenda web de Eugenio Siccardi, ROMPECADENAS, así que si necesitáis más información pasaos por allí.

Coser y cantar

·

Estoy sufriendo el verano con todas sus consecuencias: calor, picaduras de mosquito, desidia y pocas cosas que contar. Pero ayer me dieron un pequeño tirón de orejas por no escribir en este blog tan a menudo como debiera, así que desde YA hago propósito de enmienda. Veamos…

Bueno, reconozco que antes no me estaba ajustando del todo a la realidad. Ayer, una maravillosa anomalía en mi vida hizo que desempolvara un disco de la más fantástica anomalía del pop español: Vainica Doble.

Astro rutilante de la gran pantalla, fascinante y cínico play-boy de playa, campeón olímpico con diez medallas, hábil político donde los haya, magnífico varón, vencedor mítico de mil batallas: así era Juan en su imaginación que le hacía olvidar su condición para escapar y despegar de su rincón y despegar de su rincón para poder volar, volar, volar, triunfar, brillar. Lóbrego rincón de una portería donde no entra el sol y nunca es de día triste habitación húmeda y sombría sin ventilación un brasero de picón en la camilla por toda calefacción así vivía Juan con su imaginación, que le hacía olvidar su condición para escapar y despegar de su rincón y despegar de su rincón para poder volar, volar, volar, para olvidar. Lóbrego rincón de una portería coros sollozantes de necias vecinas uniéndose al son de un carraspeante transistor simplemente María Poderosa fantasía la de Juan, que, aún así, podía escuchar el mar en un caracol pintado en purpurina y volar tras la procesión de golondrinas pegadas a la pared verde veronés bajo la mirada divina de un sagrado corazón bajo la mirada doliente de las ánimas del purgatorio, bajo la mirada anodina de sus padres en el desposorio él, sentado, ceño fruncido, ella, de pies, tras su marido, dueño y señor, contemplándose a si mismo disfrazado de angelito alas de algodón el día de su primera comunión cuando aún creía que será, como el Barón Rojo, un héroe de la aviación, antes de tirarse por el balcón y quedarse cojo… volar, volar, volar. "Alas de algodón", de su cuarto LP "El eslabón perdido" (1980)

Fue una anomalía que a principio de los 70, en un panorama musical saturado de grises cantautores políticos, surgieran de la nada estas dos brujitas (Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen ) con un universo propio tan mágico como único.

Algunos las tachan de cursis y otros de se ser demasiado castizas (es cierto que sus letras son muy castellanas, algo que a veces choca entre los que vivimos en las periferias de la Meseta). Pero lo cierto es que a mí me recuerdan a dos yayas estrafalarias y gamberras cantando nanas teñidas de pop, totalmente ajenas a su tiempo y a aquel anodino entorno. Así que, ¡sí!, yo proclamo a los cuatro vientos que Vainica Doble son la casualidad más grande con la que se ha tropezado el pop español, y ya se sabe que nuestras vidas se construyen a golpe de casualidades, ¿verdad?

Service error -27

·

El fin del mundo (cibernético)!!! Google no funciona desde hace horas debido a un ataque del virus MyDoom.

Más info en Dirson y en Slashdot